среда, 20 мая 2009 г.

Mafía Rusa

El 5 de Octubre del año pasado se estrenó la película Promesas del Este, de David Cronemberg. Y aunque la temática mafiosa ya me llama la atención, lo que realmente me sorprendió gratamente fue el detallismo con el que tratan el tema de los tatuajes. Dándole casi tanta importancia como a los propios protagonistas.
Yo soy aficionado a los tatuajes desde que me hice mi primer tatuaje hará ya ocho años, y colecciono varias ediciones distintas de revistas del tema, donde normalmente sacan especiales sobre el tatuaje en otros puntos del planeta. Y la casualidad hace que recordase haber visto un artículo sobre el tatuaje de las mafias rusas.


LOS TATUAJES DE LA MAFIA RUSA EN LAS CARCELES DE LOS ESTADOS UNIDOS escrito por Luisa Gnecchi Ruscone.


La caída casi repentina del régimen comunista en la Unión Soviética y su rápida transformación en un país capitalista alteraron completamente el orden social que estaba vigente en Rusia desde hace más de 70 años. Esta revolución radical provocó la aparición de nuevas e inmensas riquezas y consecuentemente también de una clase social nueva inimaginable anteriormente y, al mismo tiempo, enteras categorías de personas que precedentemente gozaban de cargos de poder y privilegio, de repente se encontraron inutilizadas y desempleadas. Lugares hasta ese momento rígidamente controlados y absolutamente inalcanzables como las bases militares y los laboratorios científicos financiados internamente por el régimen comunista –abandonados por la clase nueva que no tenía ningún interés en financiarles- se encontraron en manos de ex científicos desempleados y funcionarios gubernativos ávidos y corruptos o de personas que no querían otra cosa que aprovechar para enriquecerse. De este modo, nacieron y proliferaron cientos de grupos criminales, en guerra unos contra los otros por el control de todas las fuentes de riqueza: el comercio, la industria bancaria, el tráfico de material bélico de todo tipo y la criminalidad organizada en general.
Ex agentes de la KGB, ex militares, ex funcionarios gubernativos desempleados o mal pagados, desprovistos de cualquier poder o privilegio junto a ex detenidos se organizaron en grupos militares, todos definidos genéricamente con el nombre de: “Mafia Rusa o Vodka Dons”. Boris Yelsin concedió a los hebreos, después de años de prohibición, el permiso de dejar Rusia: lo que pareció un gesto de apertura democrática hacia el occidente, en realidad fue una hábil estratagema para vaciar las prisiones y librar s Rusia de miles de criminales, que en su mayoría emigraron a Estados Unidos. Entre ellos había bastantes miembros de la vieja Mafia Rusa.
Ningún otro grupo criminal extranjero consiguió integrarse y organizarse como hicieron los rusos en Boston, Chicago, Cleveland, Los Ángeles, Miami, New York y San Francisco.
Brighton Beach, un barrio popular de los alrededores de Coney Island que cuenta con más de 100.000 inmigrantes procedentes de Europa del Este (de los cuales la mayoría nada tiene que ver con la criminalidad rusa) recibió el sobrenombre: “Odessa en el mar” o “Pequeña Odessa”.
Muchos de los pertenecientes a los Vodka Dons provenían de los campos de reclusión rusos; a diferencia d los miembros de todas las otras bandas étnicas americanas, no llegaron al crimen organizado después de haberse “labrado el porvenir” en las bandas juveniles de la calle, sino que entraron directamente a formar parte de las grandes organizaciones criminales.
La mafia Rusa, apenas llegó a Estados Unidos se unió a las otras organizaciones criminales étnicas: le pareció incluso conveniente aliarse con la Mafia Siciliana y otros grupos criminales Asiáticos y Africanos, para dividir con ellos las ganancias de las distintas actividades criminales en lugar de enfrentarse y estar en guerra con ellos.
Los rusos aprendieron enseguida que los transgresores son tratados en Estados Unidos con mucha más amabilidad y legalidad que en Rusia y supieron aprovechar al máximo las ayudas y el poder de las organizaciones de defensa de los derechos civiles americanos.
Los rusos son unos expertos en la falsificación e imitación de tarjetas de crédito, actividad con la que consiguen sustraer cientos de miles de dólares todos los años a los bancos y a los mayoristas de joyas. La estafa de más provecho ideada por la Mafia Rusa es el “Fraude en el impuesto del carburante” que les ha producido cientos de miles de dólares al año: la estafa consiste en transformar el gasoleo o el Aceite N2 (libre de impuestos) en combustible para calefacción que es vendido de nuevo añadiéndole el impuesto.
Para evadirse del impuesto del carburante, los Dons han creado una cadena de falsas empresas de distribución de carburante para la agricultura y otras actividades libres de impuestos. Esto es posible gracias a su habilidad falsificando certificados y documentos que les permite comprar carburantes a costes bajos y libres de impuestos, que después ellos venden –a través de una red de distribución gestionada por otros grupos criminales- embolsándose el dinero de los impuestos pagados por los consumidores; para aumentar la ganancia, el carburante a menudo es también diluido con productos de mala calidad.
Las familias que históricamente controlaban el crimen en New York, dándose cuenta de la posible ganancia que podrían obtener con las estafas de la Mafia Rusa, se pusieron en contacto con los altos cargos y después de varios encuentros en los baños turcos de los barrios populares de Maniatan, estipularon un acuerdo en base al cual los rusos tenían que pagar un porcentaje por cada galón de combustible vendido a cambio de que las organizaciones históricas locales no se entrometieran.
La estafa del impuesto en los carburantes fue concebido con gran esmero y ha sido muy difícil para la policía descubrir y perseguir a los responsables. Parece que la estafa ha producido a la Mafia Rusa más de un billón de dólares al año en prejuicio de la administración de Estados Unidos. Las autoridades se han visto obligadas a modificar la ley sobre este impuesto, pero la Mafia sigue ideando nuevas estratagemas.
Otra fuente de ganancias ilegal de la Mafia Rusa es el chantaje casi siempre contra inmigrados procedentes de Europa del Este: comerciantes y profesionales hebreos a los que los mafiosos rusos aterrorizan t amenazan cruelmente: no dudando en destruir sus propiedades, golpeándoles y torturándoles hasta matarles con tal de arrebatarles todo su dinero.
Una amenaza que usa la Mafia Rusa consiste entregar a la victima designada una pata de carnero con la pezuña cerrada en una bolsa de plástico: para un inmigrado ruso esto representa una explicita amenaza de muerte. Otros inmigrantes si se niegan a pagar, son amenazados con represalias hacia los familiares que todavía viven en Rusia.
La Mafia Rusa se enriquece también de las compañías de Seguros, ya que deshacen falsas denuncias de accidentes, solicitudes de reembolso por exámenes de laboratorio y curas medicas que no han sido nunca efectuadas; y también con la imitación de teléfonos móviles, el trafico de heroína y cocaína, el blanqueo de dinero, la corrupción y el asesinato por encargo.
Está también implicada en el mercado negro de transplante de órganos y en la inmigración clandestina de jóvenes procedentes de Europa del Este que después son obligadas a la prostitución.
En Rusia la mafia controla, en colaboración con funcionarios gubernativos corruptos, el mercado negro de material bélico y armas de avanzada tecnología incluidos aviones y naves.
Uranio, plutonio, Cesio y Berilio, usados para potenciar la bomba atómica, están muy solicitados en todo el mercado mundial, y por eso existe el peligro de que la Mafia Rusa se apodere de ellos para venderlos a países u organizaciones incontrolables y muy peligrosas.

Los Dons rusos no son difíciles de individuar: les encanta imitar a los gángster americanos de los años 30, visten largos abrigos oscuros, sombreros borsalino y se mueven en lujosas limusinas. Muchos de ellos tienen tatuajes que les identifican como ex detenidos de los campos de prisión rusos.
Cicatrices producidas intencionadamente son una práctica común entre los criminales asiáticos y los rusos (como por ejemplo la amputación de las falanges de los dedos como castigo). Un principiante que se deja reconocer por su victima es castigado por los miembros de la propia banda con un corte en la palma de la mano cerca del pulgar, practicado de manera que quede cicatriz permanente; un castigo más severo todavía consiste en la amputación también del pulgar.
En las cárceles de la Unión Soviética el tatuaje estaba muy difundido, ya sea entre los delincuentes comunes que entre los prisioneros políticos: más numerosos eran los delitos por los que eran condenados y consecuentemente mas larga era la pena, más numerosos eran los tatuajes del detenido. Muchos tatuajes indicaban el rango, otros las proezas cumplidas, y otros eran más personales.
A un condenado a cadena perpetua se le reconocía por la cantidad de tatuajes y por algunos símbolos particulares que solamente quien era condenado a la cárcel de por vida podía tatuarse.
Los prisioneros políticos sospechados de colaboracionismo eran tatuados a la fuerza por los detenidos con símbolos que les identificaban como espías.
En todas las cárceles soviéticas estaba en vigor un rígido sistema jerárquico:
Los “Pakhans” eran los “capos” indiscutidos, gobernaban y organizaban a los otros detenidos; tenían el poder de promoverles o castigarles y llevaban tatuajes que les diferenciaban de los otros. Era su misión corromper a los guardias para obtener droga, alcohol y mujeres. Por debajo de ellos estaba la casta de las “autoridades”, los combatientes, los soldados; al tercer nivel los “hombres” y al final de la escalera jerárquica los “fuera casta”, los pedofilos y los homosexuales.
Los Pakhnas fuera de la cárcel operaban en una organización dividida en grupos de miembros aislados que no tenían contacto con los otros grupos, ni siquiera con el “capo” que comunicaba con el grupo a través de un “brigada” a su vez también controlado. La finalidad de este tipo de organización era la de aislar a los pakhan del cuerpo criminal activo.
Los Pakhan elegían un padrino, es decir el “capo” absoluto de la organización t poseedor del “código de las 18 reglas” que los miembros debían respetar, bajo pena de muerte.

De la revista TATTOO LIFE nº 12 publicado en Noviembre de 2004

Mafía Rusa

El 5 de Octubre del año pasado se estrenó la película Promesas del Este, de David Cronemberg. Y aunque la temática mafiosa ya me llama la atención, lo que realmente me sorprendió gratamente fue el detallismo con el que tratan el tema de los tatuajes. Dándole casi tanta importancia como a los propios protagonistas.
Yo soy aficionado a los tatuajes desde que me hice mi primer tatuaje hará ya ocho años, y colecciono varias ediciones distintas de revistas del tema, donde normalmente sacan especiales sobre el tatuaje en otros puntos del planeta. Y la casualidad hace que recordase haber visto un artículo sobre el tatuaje de las mafias rusas.


LOS TATUAJES DE LA MAFIA RUSA EN LAS CARCELES DE LOS ESTADOS UNIDOS escrito por Luisa Gnecchi Ruscone.


La caída casi repentina del régimen comunista en la Unión Soviética y su rápida transformación en un país capitalista alteraron completamente el orden social que estaba vigente en Rusia desde hace más de 70 años. Esta revolución radical provocó la aparición de nuevas e inmensas riquezas y consecuentemente también de una clase social nueva inimaginable anteriormente y, al mismo tiempo, enteras categorías de personas que precedentemente gozaban de cargos de poder y privilegio, de repente se encontraron inutilizadas y desempleadas. Lugares hasta ese momento rígidamente controlados y absolutamente inalcanzables como las bases militares y los laboratorios científicos financiados internamente por el régimen comunista –abandonados por la clase nueva que no tenía ningún interés en financiarles- se encontraron en manos de ex científicos desempleados y funcionarios gubernativos ávidos y corruptos o de personas que no querían otra cosa que aprovechar para enriquecerse. De este modo, nacieron y proliferaron cientos de grupos criminales, en guerra unos contra los otros por el control de todas las fuentes de riqueza: el comercio, la industria bancaria, el tráfico de material bélico de todo tipo y la criminalidad organizada en general.
Ex agentes de la KGB, ex militares, ex funcionarios gubernativos desempleados o mal pagados, desprovistos de cualquier poder o privilegio junto a ex detenidos se organizaron en grupos militares, todos definidos genéricamente con el nombre de: “Mafia Rusa o Vodka Dons”. Boris Yelsin concedió a los hebreos, después de años de prohibición, el permiso de dejar Rusia: lo que pareció un gesto de apertura democrática hacia el occidente, en realidad fue una hábil estratagema para vaciar las prisiones y librar s Rusia de miles de criminales, que en su mayoría emigraron a Estados Unidos. Entre ellos había bastantes miembros de la vieja Mafia Rusa.
Ningún otro grupo criminal extranjero consiguió integrarse y organizarse como hicieron los rusos en Boston, Chicago, Cleveland, Los Ángeles, Miami, New York y San Francisco.
Brighton Beach, un barrio popular de los alrededores de Coney Island que cuenta con más de 100.000 inmigrantes procedentes de Europa del Este (de los cuales la mayoría nada tiene que ver con la criminalidad rusa) recibió el sobrenombre: “Odessa en el mar” o “Pequeña Odessa”.
Muchos de los pertenecientes a los Vodka Dons provenían de los campos de reclusión rusos; a diferencia d los miembros de todas las otras bandas étnicas americanas, no llegaron al crimen organizado después de haberse “labrado el porvenir” en las bandas juveniles de la calle, sino que entraron directamente a formar parte de las grandes organizaciones criminales.
La mafia Rusa, apenas llegó a Estados Unidos se unió a las otras organizaciones criminales étnicas: le pareció incluso conveniente aliarse con la Mafia Siciliana y otros grupos criminales Asiáticos y Africanos, para dividir con ellos las ganancias de las distintas actividades criminales en lugar de enfrentarse y estar en guerra con ellos.
Los rusos aprendieron enseguida que los transgresores son tratados en Estados Unidos con mucha más amabilidad y legalidad que en Rusia y supieron aprovechar al máximo las ayudas y el poder de las organizaciones de defensa de los derechos civiles americanos.
Los rusos son unos expertos en la falsificación e imitación de tarjetas de crédito, actividad con la que consiguen sustraer cientos de miles de dólares todos los años a los bancos y a los mayoristas de joyas. La estafa de más provecho ideada por la Mafia Rusa es el “Fraude en el impuesto del carburante” que les ha producido cientos de miles de dólares al año: la estafa consiste en transformar el gasoleo o el Aceite N2 (libre de impuestos) en combustible para calefacción que es vendido de nuevo añadiéndole el impuesto.
Para evadirse del impuesto del carburante, los Dons han creado una cadena de falsas empresas de distribución de carburante para la agricultura y otras actividades libres de impuestos. Esto es posible gracias a su habilidad falsificando certificados y documentos que les permite comprar carburantes a costes bajos y libres de impuestos, que después ellos venden –a través de una red de distribución gestionada por otros grupos criminales- embolsándose el dinero de los impuestos pagados por los consumidores; para aumentar la ganancia, el carburante a menudo es también diluido con productos de mala calidad.
Las familias que históricamente controlaban el crimen en New York, dándose cuenta de la posible ganancia que podrían obtener con las estafas de la Mafia Rusa, se pusieron en contacto con los altos cargos y después de varios encuentros en los baños turcos de los barrios populares de Maniatan, estipularon un acuerdo en base al cual los rusos tenían que pagar un porcentaje por cada galón de combustible vendido a cambio de que las organizaciones históricas locales no se entrometieran.
La estafa del impuesto en los carburantes fue concebido con gran esmero y ha sido muy difícil para la policía descubrir y perseguir a los responsables. Parece que la estafa ha producido a la Mafia Rusa más de un billón de dólares al año en prejuicio de la administración de Estados Unidos. Las autoridades se han visto obligadas a modificar la ley sobre este impuesto, pero la Mafia sigue ideando nuevas estratagemas.
Otra fuente de ganancias ilegal de la Mafia Rusa es el chantaje casi siempre contra inmigrados procedentes de Europa del Este: comerciantes y profesionales hebreos a los que los mafiosos rusos aterrorizan t amenazan cruelmente: no dudando en destruir sus propiedades, golpeándoles y torturándoles hasta matarles con tal de arrebatarles todo su dinero.
Una amenaza que usa la Mafia Rusa consiste entregar a la victima designada una pata de carnero con la pezuña cerrada en una bolsa de plástico: para un inmigrado ruso esto representa una explicita amenaza de muerte. Otros inmigrantes si se niegan a pagar, son amenazados con represalias hacia los familiares que todavía viven en Rusia.
La Mafia Rusa se enriquece también de las compañías de Seguros, ya que deshacen falsas denuncias de accidentes, solicitudes de reembolso por exámenes de laboratorio y curas medicas que no han sido nunca efectuadas; y también con la imitación de teléfonos móviles, el trafico de heroína y cocaína, el blanqueo de dinero, la corrupción y el asesinato por encargo.
Está también implicada en el mercado negro de transplante de órganos y en la inmigración clandestina de jóvenes procedentes de Europa del Este que después son obligadas a la prostitución.
En Rusia la mafia controla, en colaboración con funcionarios gubernativos corruptos, el mercado negro de material bélico y armas de avanzada tecnología incluidos aviones y naves.
Uranio, plutonio, Cesio y Berilio, usados para potenciar la bomba atómica, están muy solicitados en todo el mercado mundial, y por eso existe el peligro de que la Mafia Rusa se apodere de ellos para venderlos a países u organizaciones incontrolables y muy peligrosas.

Los Dons rusos no son difíciles de individuar: les encanta imitar a los gángster americanos de los años 30, visten largos abrigos oscuros, sombreros borsalino y se mueven en lujosas limusinas. Muchos de ellos tienen tatuajes que les identifican como ex detenidos de los campos de prisión rusos.
Cicatrices producidas intencionadamente son una práctica común entre los criminales asiáticos y los rusos (como por ejemplo la amputación de las falanges de los dedos como castigo). Un principiante que se deja reconocer por su victima es castigado por los miembros de la propia banda con un corte en la palma de la mano cerca del pulgar, practicado de manera que quede cicatriz permanente; un castigo más severo todavía consiste en la amputación también del pulgar.
En las cárceles de la Unión Soviética el tatuaje estaba muy difundido, ya sea entre los delincuentes comunes que entre los prisioneros políticos: más numerosos eran los delitos por los que eran condenados y consecuentemente mas larga era la pena, más numerosos eran los tatuajes del detenido. Muchos tatuajes indicaban el rango, otros las proezas cumplidas, y otros eran más personales.
A un condenado a cadena perpetua se le reconocía por la cantidad de tatuajes y por algunos símbolos particulares que solamente quien era condenado a la cárcel de por vida podía tatuarse.
Los prisioneros políticos sospechados de colaboracionismo eran tatuados a la fuerza por los detenidos con símbolos que les identificaban como espías.
En todas las cárceles soviéticas estaba en vigor un rígido sistema jerárquico:
Los “Pakhans” eran los “capos” indiscutidos, gobernaban y organizaban a los otros detenidos; tenían el poder de promoverles o castigarles y llevaban tatuajes que les diferenciaban de los otros. Era su misión corromper a los guardias para obtener droga, alcohol y mujeres. Por debajo de ellos estaba la casta de las “autoridades”, los combatientes, los soldados; al tercer nivel los “hombres” y al final de la escalera jerárquica los “fuera casta”, los pedofilos y los homosexuales.
Los Pakhnas fuera de la cárcel operaban en una organización dividida en grupos de miembros aislados que no tenían contacto con los otros grupos, ni siquiera con el “capo” que comunicaba con el grupo a través de un “brigada” a su vez también controlado. La finalidad de este tipo de organización era la de aislar a los pakhan del cuerpo criminal activo.
Los Pakhan elegían un padrino, es decir el “capo” absoluto de la organización t poseedor del “código de las 18 reglas” que los miembros debían respetar, bajo pena de muerte.

De la revista TATTOO LIFE nº 12 publicado en Noviembre de 2004

вторник, 19 мая 2009 г.

Historia Criminal rusa










Hasta ahorra se encuentran miles de huesos en las zonas de concentracion GULAG

En años 1930-54 se han desaparecido 35 000 000 ciutadanos de Union Sovietica

Cada uno de cinco rusos pasaron por GULAG



Carta de zonas de concentracion de trabajo obligatorio GULAG 1956

Russian Criminal Tatoo

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)

Татуировки зеков (14 Фото)
























Tatuajes rusos































































































































































































































































Zek-blatnoy (nivel medio) muy peligroso



Zek- con poder absoluto en las carceles, tiene acceso a toda informacion de los carceles de russia mas de 3200. Ladron de Ley



significa que no estoy de acuerdo con el fiscal




Zek- anarquista



Carcel con regimen especial



Ladron de casa


tato- Killer



Significa Apodranamiento en la carcel



Carcel TOH - 10% de los carcelados sobrevivian durante la estancia



Tatoo que dice que la carcel espera a todos



Tatoo - no trabajo


Nacido en zona


Cruz trefa - simbolo de un ladron de ley


Bandito de 2 categoria no tiene valor



tato- de delito de abusos sexuales a las mujeres



Tato de chivato y persona que trabaja para salir de la carcel



Reket Checheno


zek- que no tiene familia



Simbolo de ladrones, solo pueden usar que viven en la carcel



"Assesino"



Ladron de nacion.



"6" - zek chivato



"Playboy", zek- a que les gustan mucho las mujeres



"Chushok" - preso de mas bajo categoria, vive debajo de las camas o en el lavabo





"Hasta ultimo dia" Vacaciones sin terser grado



"Dos pajaros" - mas popular entre jovenes.



"Насильственные" татуировки заключенных
Rata


"Насильственные" татуировки заключенных
Chivato


"Насильственные" татуировки заключенных
Abusos sexuales a mujeres


"Насильственные" татуировки заключенных

Abusos sexuales a menores
"Насильственные" татуировки заключенных
Abuso sexual gomosexual

"Насильственные" татуировки заключенных
Gomosexual


El tatuaje criminal ruso

Ahí va una entrada completamente átipica:



En una tarde de aburrimiento después de ver “Promesas del Este” decidí informarme sobre este tema a mi parecer fascinante. ¿Por qué? Porque me gustan los tatuajes, el mundo del crimen-castigo me parece muy curioso y porque además esconde una tremenda simbología e historia.

Así que allá vamos:

-Paso uno: ¿Cómo se hacen los tatuajes?

La maquina de tatuar estaba fabricada a partir de una maquinilla eléctrica o con piezas de una vieja radio, la tinta se fabricaba a partir de una mezcla de alquitrán, orina y champú, por lo que las infecciones era muy frecuentes y en algunos casos causaba la muerte del portador.

-Paso 2: Temática

Los tatuajes de un preso ruso cuentan su vida criminal, todos los tatuajes son alegóricos y llenos de simbología, en algunos casos un tanto irónicos. Los motivos más frecuentes en tatuajes criminales rusos son:

-Picas: Tatuadas sobre los ladrones
-Tréboles: Indica que no es la primera detención del portador
-Rombos: Tatuaje aplicado a la fuerza sobre los soplones, chivatos e informadores.
-Corazones: Tatuaje aplicado a la fuerza sobre homosexuales pasivos o delincuentes sexuales.
-Alambre de espino: Solía llevarse en la frente e indicaba que el preso había sido condenado a cadena perpetua.
-Crucifijos: Según su colocación puede indicar diferentes cosas. Si el crucifijo se encuentra en el pecho indica que el portador es/era el jefe de una banda de ladrones, en cambio si el crucifijo se encuentra torcido y en la espalda indica que el portador es un delincuente sexual.
-Serpientes: Normalmente colocadas alrededor del pecho o de los hombros del delincuente simbolizan el acoso del sistema soviético sobre su modo de vida.
-Tigre: Conducta violenta contra policías, militares o guardias de prisión.
-Tatuaje pornográfico: Indica que el portador tiene deudas de juego pendientes
-Rosa: El portador estuvo encarcelado antes de cumplir 20 años. Este tatuaje se hacía cuando el portador pasó su primer cumpleaños en prisión.
-Barco pesquero: Deseos de fuga.
-Caras de líderes comunistas: Se consideraban un signo “sagrado” de protección, se solían dibujar sobre los órganos vitales del preso a modo de protección contra ataques del ejército o policía.
-Mariposas: Indican que el portador es un especialista en fugas.
-Velas consumidas: Indican una conducta violenta del portador.
-Campanas: El preso no tiene posibilidad de libertad condicional.
-Dagas: Si están colocadas sobre los hombros con sangre en la punta indican que el portador es una asesino a sueldo, en cualquier otro caso indican que se trata de un delincuente sexual.
-Araña en su tela: Puede indicar que el preso es un drogadicto o bien puede indicar que el preso es un ladrón, si la araña mira hacia arriba indica que es un ladrón en activo, si la araña mira hacia abajo indica que fue un ladrón en el pasado. Si la araña se encuentra sin tela suele indicar que el preso es un drogadicto.
-Genio: Indica una condena por tráfico de drogas
-Caballeros cruzados: Indican crímenes violentos normalmente de corte racista.
-Un sol naciente con pájaros: indica las ansias de libertad del preso
-Iglesia: El número de cúpulas de la misma indica el número de años en prisión o el número de condenas del preso.
-Runas: Las runas indican que el preso no confesó nunca.
-Estrellas: Cada punta indica un año en prisión, o bien si se encuentran sobre las rodillas y en la parte superior del pecho sobre el corazón, indican que el preso es un “Ladrón de ley”, las estrellas en el pecho indican el compromiso con el modo de vida criminal, mientras que las estrellas sobre las rodillas indican que el preso no se arrodillará ante nada ni ante nadie.
-Simbología nazi: La simbología nazi indica rebelión contra el sistema comunista.
-Ojos: Si se encuentran en el pecho significa que el prisionero es un hombre avispado, en cambio si se encuentran en las ingles indican un exagerado deseo sexual del preso.
-Galones: Un tatuaje al estilo de galones militares u hombreras al estilo de los uniformes napoleónicos indican que el recluso es un criminal de alto grado.
-Calaveras: Sirven para designar a los asesinos, si se encuentran tatuadas en los dedos, cada calavera simboliza un asesinato.



-Gatos: Un solo gato significa que el preso es un ladrón que llevó a cabo un robo con éxito, si hay varios gatos significa que el ladrón actuó en compañía de otros, si el gato lleva un cascabel, significa que tuvo suerte, es decir que aunque le capturaron la policía no encontró el botín.
-Virgenes con un bebe: Indican que el preso es un delincuente desde una edad muy temprana.
-Querubines pensativos: Significan "haciendo tiempo"
-Textos del tipo: “Mi madre me mandaba ir a robar en las zonas urbanas”(Soy un criminal convencido y educado como tal) “No respeto la ley soviética”(Significado literal), “La iglesia es la casa de Dios”(La cárcel es la casa de un criminal)



Paso 3: ¿Por qué lo hacen?

En las prisiones soviéticas a menudo se mantenía un estricto control marcial sobre los presos en muchos casos imponiendo el silencio, de este modo los presos podían conocer la historia criminal de sus compañeros sin hablar.
Además, en el mundo criminal suele considerarse de mala educación preguntar por el motivo del encarcelamiento o por la vida criminal del mismo, de esta manera, el tatuaje permite hacer un reconocimiento silencioso y discreto.
Si se consideraba que un preso ya no debía llevar un tatuaje este debía de borrarse arrancándose la piel y rociando el tatuaje con sulfuro para borrarlo, este método es extremadamente doloroso, pero el llevar un tatuaje sin ser merecedor del mismo suponía la muerte si no se eliminaba.



Este hombre tiene un historial de agresiones violentas contra las fuerzas de seguridad soviéticas y una cara de Lenin a modo de protección sobre el corazón.




Por último, un criminal nato, convicto, asesino, con varias condenas, y drogadicto. Todo un partido chicas.

Bueno, pues ahí queda, espero que os haya gustado.